Salud Visual

La terapia visual ayuda a corregir muchas de las molestias más comunes que aparecen en la visión pero es necesario tener en cuenta una serie de normas para poder disfrutar de una buena salud en la visión, especialmente al trabajar frente al ordenador o estudiando.
Las principales normas a la hora de utilizar la vista para periodos de trabajo son:

La iluminación de la habitación: Hay que intentar que la iluminación de la pantalla y de la habitación sean lo más parecida posible para que evitar que los ojos estén constantemente ajustando la luz. Se recomienda tener luz detrás del monitor.

Los reflejos en el monitor: Aunque puedan no parecer muy perjudiciales hay que evitar todos los reflejos de luz de la pantalla pues la vista ha de esforzarse mucho más y provoca cansancio.

Mantener limpio el monitor: Las motas de polvo se adhieren a la pantalla dificultando su visión.

Distancia del monitor: Inconscientemente es muy normal que haya una tendencia a acercarse cada vez más al monitor. La distancia recomendable está en un mínimo de 45 cm y un máximo de 65 cm.

Tamaño de la letra: Para trabajar o leer frente al monitor hay que utilizar un tamaño de letra que sea legible, donde los ojos no tengan que realizar un sobre esfuerzo para leer pues se van a fatigar muy rápido en caso contrario.

Realizar descansos periódicos: Al permanecer una hora frente al monitor hay que descansar la vista un mínimo de 5 minutos, en los que lo más recomendable es mantener la vista relajada mirando por la ventana a lo lejos.

Calidad del monitor: Es otro de los aspectos importantes si se pasan muchas horas trabajando frente a uno. Se recomienda monitores que no tengan el brillo dinámico y que no sean monitores para televisión.

El brillo: La configuración del brillo del monitor debe ajustar en la mayor medida de lo posible a la luz que hay en la habitación. Un brillo excesivo está demostrado que daña a la vista. .